Obra: Proyecto Básico y de Ejecución de Casetones y Jardineras
Emplazamiento: Cubierta del Pozo de Tormentas. Avenida de Juan Carlos I. Gijón
Promotor: Empresa Municipal de Aguas de Gijón (EMA)
Arquitecto: Juan González Moriyón
Jardinería: Juan Carlos Martínez (Jefe del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Gijón)
Empresa constructora: OHL
Fecha de proyecto: Febrero 2009
Fecha de final de obra: Mayo 2009

LA CUBIERTA JARDÍN DEL POZO DE TORMENTAS
Contexto urbanístico
El pozo de tormentas de Gijón se sitúa en una posición de relativa centralidad urbana en el lado oeste de la ciudad, un área ocupada desde finales del siglo XIX por usos industriales y barrios obreros, producto de las transformaciones urbanas asociadas a llegada de la revolución industrial a nuestra villa.
La reconversión industrial iniciada a partir del último tercio del siglo pasado, ha producido en dicha zona una profunda reestructuración urbanística, en la que la actividad industrial ha sido sustituida por un nuevo tejido urbano en el que se concentran equipamientos, acompañados de usos residenciales y terciarios.
La transformación urbana del área, se completará en los próximos años, con la ejecución del llamado “Plan de Vías”, plan urbanístico ya aprobado definitivamente, que prevé, el soterramiento de las vías del ferrocarril, la construcción de una nueva estación intermodal y de varios edificios-torre destinados a uso residencial y hotelero.
La parcela en la que se ha construido el pozo de tormentas -antigua zona verde asociada al Museo del Ferrocarril- ocupará, según la ordenación del citado “Plan de Vías”, un lugar privilegiado en la futura transformación urbanística al integrarse en una amplia zona verde, interior de una gran rotonda, diseñada como centro distribuidor en el que confluirán todos los ejes viarios de la zona.
La pequeña introducción anterior, trata de explicar como en este caso, la cubierta del pozo de tormentas superaba los apectos meramente estructurales y constructivos debiendo abordarse también desde una perspectiva de diseño urbano.

Un jardín arquitectónico o una arquitectura convertida en jardin.
Decidido su uso como zona verde, parte de la futura gran rotonda, el diseño de la zona debería limitarse al trazado de los nuevos jardines. Esta labor se realizó en colaboración con los responsables de los Servicios Municipales de Jardinería y de Obras Públicas, que optaron por un amplio tratamiento de jardinería, limitando las zonas ocupables al trazado de una senda peatonal y a un carril bici que permitiera el cruce de la nueva zona ajardinada desde las aceras periféricas. El diseño se completaba incluyendo algunas jardineras de acero corten que trataban de incorporar algún juego volumétrico en la planicie ajardinada.
Definido en sus aspectos esenciales el tipo de diseño, quedaba por precisar como actuar con los volúmenes arquitectónicos que emergerían en la plataforma y que contenían, los diversos accesos al aparcamiento situado en el primer sótano y al pozo de tormentas, así como los conductos de ventilación de ambas zonas.
Valoradas diversas posibilidades, el diseño definitivo optó por la “no arquitectura”, convirtiendo los volúmenes edificables en grandes maceteros en los que se aprovecha la existencia de diferentes niveles de cubierta para plantear zonas ajardinadas a diferentes alturas. El camuflaje de los elementos construidos se completa con su revestimiento con acero corten y el adosamiento de nuevas jardineras que tratan de equilibrar desde un punto de vista estético la rigidez de unos volumenes condicionados por la distribución de las plantas de sótano de la construcción.
Los revestimientos de acero corten se combinan con otros de chapa galvanizada en aquellas zonas de las construcciones accesibles para los peatones y que pudieran lugar a manchas de oxido en sus ropas por eventuales roces con estas superficies.

Foto Marcos Morilla Foto Marcos Morilla Foto Marcos Morilla Foto Marcos Morilla