2006/ Septiembre

(PUblicado en la página web del C.O.A.A.)

EN BUSCA DE LA ARQUITECTURA PERDIDA
Enrique Maojo, gerente del COAA, me solicita una “columna periodística” para incluir en la web colegial con motivo de la conmemoración del día mundial de la Arquitectura.
Una buena oportunidad para volver a Santa Cristina de Lena y reflexionar sobre algunos valores arquitectónicos que hemos ido olvidando en estos tiempos.
ARQUITECTURA / PAISAJE
Es difícil imaginar la loma en la que se encuentra Santa Cristina sin su presencia. Toda buena
Arquitectura dialoga con su entorno hasta llegar a formar parte del mismo.
PEQUEÑO / GRANDE
En términos de arquitectura, en Asturias todo es más bien pequeño a excepción de la naturaleza y el paisaje. Aldeas pequeñas, ciudades pequeñas, edificios pequeños. Escala humana cómplice del hombre en contraposición con la escala XL, propia del espectáculo y del distanciamiento. Santa Cristina es casi una entrañable maqueta de edificio. La calidad arquitectónica no tiene nada que ver con el tamaño. “Lo pequeño sigue siendo hermoso”.... En arquitectura en caso de ser feo, al menos utiliza menos recursos y es más discreto que lo grande.
SORPRESA / PREVISIBLE
Un exterior rotundo y compacto formado por un prisma rectangular con cubierta a dos aguas al que se adosan pequeños cuerpos en crucero con cubiertas también a dos aguas. Nada hace sospechar un interior tan exquisito lleno de matices, espacios y perspectivas.
ORDEN ESTRUCTURAL Y CONSTRUCTIVO / DESORDEN
Resulta ejemplar el rigor estructural y constructivo de Santa Cristina. La planta libre y los avances tecnológicos nos conducen a veces a estructuras caóticas ocultas en pieles impolutas y a despropósitos constructivos envueltos en nuevos materiales.
ESPACIO / VACÍO VULGAR
¿ Mínimal, esencial, o simplemente un vacío vulgar ? El interior de Santa Cristina no ofrece dudas, espacio de gran riqueza moldeado con "iconostasio", paredes, bóvedas, escalinatas y niveles.
Diversidad de perspectivas y recorridos. La luz, compañera imprescindible del espacio, pone en valor este lugar mágico.
FUNCIONAL / INHÓSPITO
Edificios pensados para vivir el hombre, lugares que hagan la vida de las personas más cómoda y feliz.
Objetivo irrenunciable en nuestros proyectos, a pesar de que creamos que nuestra labor debe ser algo “más transcendente”. Una dosis de humildad en nuestro trabajo nos vendría bien para cumplir mejor nuestra función social. Confío en que Ordoño I se sintiera tan a gusto como yo en sus visitas a Santa Cristina.
DESNUDEZ / ORNAMENTACIÓN
Pequeños detalles ornamentales en medio de la sobriedad compositiva. Sutil equilibrio entre la
contundencia de las formas constructivas y la delicadeza de algunos elementos. En los ventanales del exterior mínimas columnillas de piedra blanca; en el interior columnas visigodas, sogueados, medallones, celosías. La buena Arquitectura también está en los detalles.
AHORRO DE RECURSOS NATURALES / DESPILFARRO
En alguna ocasión definí a la “Arquitectura Popular” como la arquitectura sostenible y bioclimática “por obligación”. Independientemente de que la capacidad de elección de materiales en la construcción de Santa Cristina fuera mínima, resulta esperanzador comprobar como puede hacerse Arquitectura con apenas unas pocas piedras y reutilizando restos de construcciones anteriores.
EMOCIÓN / INDIFERENCIA
Una prueba definitiva para reconocer la buena Arquitectura. ¡Que difícil es proyectar edificios que tengan alma, personalidad, que te envuelvan con su presencia!. Santa Cristina me ha vuelto a emocionar.
ARQUITECTURA ASTURIANA / ARQUITECTURA DE CUALQUIER LUGAR.
Muchos grandes creadores se han agarrado a su realidad próxima para producir obras universales. Hoy en día, la información constante de imágenes procedentes de “la aldea global” y el declive de la reflexión y la ideología, nos hace olvidar demasiado a menudo esta estrategia.
ARQUITECTURA ANÓNIMA / ARQUITECTURA DE AUTOR
Sin lápida fundacional, sin documentación histórica, sin autor conocido, Santa Cristina es un edificio maravilloso. Aunque los buenos arquitectos suelen proyectar buenos edificios, al final sólo quedan los que tienen calidad arquitectónica, no basta con ser “obra de”.
Vuelvo a Gijón por “la minera”, la carretera pensada por Jovellanos a finales del XVIII y que obviamente no pudo recorrer para visitar Santa Cristina de Lena el 28 de noviembre de 1793 y dibujar los primeros croquis de la iglesia que han llegado hasta nosotros.
Música en el coche... la ciudad en el horizonte... recuerdos de una visita reconfortante para mis sueños arquitectónicos.... SANTA CRISTINA Y ARQUITECTURA “for ever”.
Juan González Moriyón (arquitecto)